hacer huerto en casa

¿Puedo hacer un huerto en mi jardín?

Publicado por

Siempre que pensamos en nuestros jardines lo primero que queremos es que estos se vean bien ornamentalmente. Luego pensamos en algún árbol, que además nos dé algún tipo de frutos y por último, nos damos cuenta de que podemos aprovechar algún espacio de esa tierra de la que disponemos con un pequeño huerto, en el que podamos tener verduras, hierbas hortalizas y cualquier otra cosa que queramos cultivar.

¿Es esto posible en cualquier jardín? La respuesta es sí

Elegir el lugar donde irá el huerto

  • ¿Cuentas con espacio libre en tu jardín? No importa cuán grande este sea, siempre podrás encontrar un pequeño lugar donde poder cultivar todo tipo de plantas hortícolas que te servirán para tus comidas diarias.
  • Si tienes un espacio grande quizás sea más difícil para ti la elección, porque tienes mucho para elegir y debes buscar el terreno propicio.
  • Como recomendación, siempre lo mejor es que busques la parte más plana de todo el terreno con el que cuentas, ya que esto te hará más fácil el desarrollo de los cultivos.
  • Otro dato importante a tomar en cuenta es la orientación. Dependiendo de hacia dónde tengas orientada tu huerta, esta tendrá un mejor desarrollo y tus cultivos se verán mejores. Lo mejor será que esta esté orientada hacia el sur.
  • Si eres una de esas personas que tiene poco espacio en el jardín, ya sea porque es pequeño o porque ya cuentas con plantas y árboles ornamentales, lo mejor que puedes hacer es seleccionar ese espacio de terreno que te ha quedado, y comenzar a trabajar la tierra allí.
  • Siempre que haya un pequeño espacio podrás tener plantas de verduras, o en su defecto, puedes pensar en tener una huerta de hierbas aromáticas que te servirán para la vida.

Preparar el terreno

  • No solo bastará con haber elegido el lugar mejor ubicado y que reúna todas las características para hacer tu huerto, sino que además, una vez que lo hayas seleccionado, debes pensar en preparar la tierra para comenzar los cultivos.
  • La preparación del terreno, consiste en primer lugar, en eliminar todo tipo de impurezas que pueda haber en este. Seguro que entre la tierra hay piedras y hierba que se encuentra de más y debes eliminarlas completamente para que en esta parte donde irás a cultivar no quede más que tierra. Hay muchas tiendas especializadas que pueden ayudarte con la compra de herramientas en caso de que no tengas. Un ejemplo es https://renovandojardin.com/.
  • Una vez que esta esté absolutamente limpia, puedes hacer que esta se encuentre más suelta, algo que favorece considerablemente a la hora de cultivar.
  • Esta tierra seguramente necesitará un abono que sea lo suficientemente potente como para que nuestras plantas hortícolas se desarrollen totalmente. Es por eso que el agregarles estiércol en la parte más profunda, para después tapar con tierra y generar el nivel necesario con un rastrillo, será una buena idea.
  • La tierra abonada responderá mucho mejor al desarrollo de todo tipo de plantas que allí cultives, tanto herbáceas como plantas de vegetales.

Realizar surcos

  • Como habrás visto en todo tipo de huertas, estas presentan diferentes surcos y estos son algo así como el circuito donde irás a realizar la plantación.
  • No existe una medida precisa para estos surcos, ya que la plantación se podrá desarrollar con estos en diferentes tipos, pero lo más recomendable, en el caso de que se trate de un huerto pequeño en casa, es que estos tengan un mínimo de entre 30 y 40 centímetros de profundidad aproximadamente.
  • Esta medida recomendada tiene una explicación lógica. Cuando llegue el momento de plantado, para un correcto desarrollo, puedes añadir unos centímetros de arena de río, y esto hará que a las pequeñas raíces de las plantas que estás cultivando le sea más fácil el enraizamiento, algo que también contribuirá al mejor crecimiento de estas.

Piensa en el sistema de riego

  • Todas las plantas que puedes cultivar en tu huerto tendrán una característica de riego similar, por lo que debes pensar en qué tipo de riego es el más conveniente para el tipo de plata que formará parte de este terreno de cultivo.
  • Si preguntas cuál es el mejor sistema de riego, seguramente los profesionales se inclinen por el famoso riego por goteo. Es un sistema que puedes instalar en la tierra donde vayas a cultivar, y estos irán proporcionándole a las plantas el agua que va necesitando.
  • Entre los beneficios de este sistema se puede destacar que significa un gran ahorro de agua, ya que todo el terreno que se riega mediante el goteo es completamente absorbido por aquello que hayas cultivado.

Colocación de tutores

  • Este es el paso previo a la plantación. Dependiendo el tipo de planta que irás a cultivar, muchas de ellas necesitan de tutores, para que crezcan bien.
  • Tal es el caso de los tomates, o los pimientos entre muchos otros. Debes clavarlos bien al suelo, para que resistan el viento y las inclemencias del clima.

Plantar

  • El momento sublime está por llegar. Planta cualquier tipo de planta hortícola de tu agrado. Pueden ser pepinillos, cebollinos, pimientos, calabacines, aunque también pueden ser hierbas aromáticas y muchas otras.

Después solamente te tocará disfrutar de todos los alimentos que pueda darte y que comentamos en este artículo pueden ser muy buenos.

Con un poco de esfuerzo y dedicación, sumado a los pasos que nosotros te acabamos de comentar, seguramente tendrás unos frutos de huerto espectaculares. A por ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *