superar ola calor

Trucos para superar la ola de calor sin gastar mucha luz

Publicado por

La ola de calor es inevitable con la llegada del verano. Sin embargo, para mantener un ambiente agradable en casa, no hace falta consumir una gran cantidad de luz, ya que hay varios trucos que puedes aplicar si quieres una temperatura agradable en el verano, sin que la factura de luz se vaya por las nubes.

Descubre los mejores trucos para superar una ola de calor sin gastar mucha luz

1.    Mejorar la circulación del aire en el hogar

Una buena circulación de aire en casa es esencial para lograr que el calor del verano no sea tan fuerte, y evitar consumir mucha electricidad, aunque sea una tentación usar el aire acondicionado todo el día, hay maneras de enfriar la vivienda sin su uso.

Lo primero que debes hacer es crear una ventilación cruzada, para esto puedes abrir por completo las ventadas de salida del aire, y entreabriendo un poco las ventanas de entrada de aire.

Con este truco consigues crear corrientes de aire fresco, mientras que la velocidad de la salida del aire caliente sea mayor a la entrada de aire fresco. Además, si tus ventanas están en diagonal o enfrentadas, la corriente de aire es más alta.

Otra manera de mejorar la circulación del aire en casa y evitar que entre el calor sofocante del verano, es mantener las persianas y ventanas casi cerradas durante el día. Cuando haces esto, reduces la temperatura en el interior de la vivienda hasta unos seis grados.

Llegada la noche, debes abrir las ventanas y permitir que el aire fluya por la casa. Si cuentas con balcón o terraza, puedes usar un toldo para evitar que el calor entre directamente a la vivienda.

2.    Aprovecha las plantas para combatir el calor

Un truco muy recomendado, que además te ayuda a crear un ambiente confortable en casa, es tener en el jardín zonas de vegetación o con árboles de hoja caduca. Con este logras una mayor sombra en la vivienda, y una mejor entrada del sol durante el invierno.

Combinar zonas sombreadas y soleadas también mejora la circulación del aire durante el verano.

Rodearte de plantas húmedas y de tupido follaje, es una buena opción para generar un ambiente de frescura en casa. Son plantas que requieren de un riego constante, esto ayuda a que se mantengan frescas y hagan lo mismo con su entorno.

De igual manera, tener plantas dentro de casa ayuda a purificar el aire, lo cual es una ventaja para mejorar el bienestar de tu familia.

3.    Tejidos claros y ligeros

Los tejidos de colores claros son capaces de disminuir la sensación de calor, dado que los tonos claros absorben una menor cantidad de luz, en comparación con los tonos oscuros, generando una sensación de ligereza y frescor.

Los colores oscuros y los tejidos pesados son recomendados para el invierno. En el verano, las cortinas y la ropa de cama es mejor que sea clara y ligera. Cuando el tejido de los textiles es suave y ligero, evitas que se concentre la radiación solar en la tela.

Para la ropa de capa puedes usar tejido suave, como el algodón, el cual es agradable al tacto, y tiene una mejor transpiración. Otras buenas opciones son el lino y la gasa, dado que son materiales muy frescos.

Además, hay muchos tejidos con una increíble decoración en tonos claros que ayudan a crear una sensación de amplitud, mejorando la frescura en la vivienda.

4.    Utiliza correctamente los equipos

Los ventiladores de techo favorecen el movimiento del aire en las estancias, esto ayuda a reducir el calor acumulado y mejora la sensación térmica. Además, los ventiladores de techo son equipos de bajo consumo energético, así que no aumentarán la factura de luz.

Los ventiladores de techo son la alternativa más económica al aire acondicionado. También puede incluir un “Modo Verano”, donde las aspas giran en sentido contrario a las agujas del reloj.

Cuando compres estos ventiladores, el modelo más adecuado es uno con un nivel de ruido bajo y con las aspas un poco arqueadas, estos no perturban el sueño en la noche, y refrescan más que los de aspas planas.

Usar ventiladores de pie ayuda con la circulación del aire en la zona inferior de la vivienda. Si colocas hielo delante de los ventiladores, en un cuenco con un poco de agua, generas una humedad, y un frescor más agradable.

Incluso puedes combinar los ventiladores con humidificadores para reducir la sensación molesta que produce la humedad, y mantener un aire más limpio.

En caso de tener aire acondicionado, si lo usas correctamente puedes evitar un gasto excesivo en electricidad, y mantener una temperatura agradable con más facilidad. Debes mantener una configuración entre los 24°C y 26°C.

Si el aire acondicionado se apaga cuando alcanza esta temperatura, puedes conseguir un mayor ahorro de luz en casa.

5.    Dormir con mayor frescor

A la hora de dormir, puedes enfrentarte a la ola de calor de muchas maneras. Para mantener una cama fresca, donde poder dormir toda la noche de tirón, puedes usar las bolsas de agua caliente de invierno, pero con agua fría.

Colocar estas bolsas en la cama y cambiarlas de lugar cada cierto tiempo, ayuda a refrescar la cama de manera uniforme. Otra manera de tener una cama fresca es metiendo las sábanas y el almohadón en el congelador por unos minutos.

Duchas cortas de vez en cuando con agua templada antes de dormir, también te puede ayudar a refrescar el cuerpo, recuerda que deben ser de pocos minutos para que la sensación de bienestar sea mejor.

Siguiendo estos trucos, tener un hogar fresco sin consumir mucha luz en climatización es más fácil de lo que pensabas, solo debes tomar buena nota y ponerlos en práctica para superar la próxima ola de calor, y sin tener que gastar o dinero en luz.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.